Perfil del Docente Universitario del Siglo XXI

Hablar sobre el perfil del docente del siglo XXI, nos obliga a reflexionar sobre cómo era el perfil del docente del siglo XX. En nuestro país hasta principios de la década de los años noventa del siglo pasado, el docente era el único responsable de la educación de sus estudiantes, basando sus acciones en un modelo conductista, en el cual el alumno era considerado como un recipiente “vacio” y la función del docente era llenar dicho recipiente. Para entonces se hacía mucho énfasis en la memoria, privilegiando a aquellos alumnos capaces de repetir, aunque sin comprender, lo que el docente dictaba o escribía en la pizarra. Estábamos bajo el paradigma del condicionamiento operante, lo que suponía al alumno como un sujeto cuyo desempeño y aprendizaje escolar pueden ser arreglados o re-arreglados desde el exterior, basta con programar adecuadamente los insumos educativos, para que se logre el aprendizaje de conductas académicas deseables. El trabajo del docente consistía en desarrollar una adecuada serie de arreglos de contingencia de reforzamiento y control de estímulos para enseñar.

La reforma educativa iniciada durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada en el año 1994, dio su primer paso en la trasformación de la Educación en Bolivia, hacia un modelo constructivista. Sin embargo este proceso de reforma educativa fue fallido debidos a factores técnicos y económicos. Los maestros una y otra vez reclamaron la falta de participación en la concepción de dicha reforma. Históricamente nuestros gobernantes no han asignado una importante cantidad de recursos económicos, suficientes para hacer cambios significativos. La nueva ley de educación vigente, promulgada por el presidente Evo Morales Ayma denominada Ley de la Educación “Avelino Siñani – Elizardo Perez” Nº070 del 20 de Diciembre de 2010, reconduce nuevamente la labor docente por la misma ruta del modelo constructivista. Sus resultados son desconocidos por el momento, apenas avanzamos hacia el segundo año de dicha reforma. Sin embargo, al margen de las reformas estructurales que se vienen perfilando en un futuro mediato, es necesario visualizar cual será el rol docente para este siglo XXI.

El constructivismo asigna un nuevo rol para el docente. Este se constituye en mediador entre el alumno y el conocimiento, es el encargado de acercar este conocimiento al alumno. Para ello es necesario que el profesor tenga un conocimiento de sus alumnos: sus ideas previas, lo que son capaces de aprender en determinado momento, su estilo de aprendizaje, sus motivaciones intrínsecas y extrínsecas, sus hábitos de trabajo, actitudes y valores frente a cada tema de estudio, etc. Además el docente asume otros roles tales como transmisor de conocimientos, animador, supervisor o guía del proceso de aprendizaje y por último el rol de Investigador educativo. La función central del docente es orientar y guiar la actividad mental constructiva de sus alumnos a quien debe proporcionar una ayuda pedagógica ajustada a su competencia.

En el nuevo proceso enseñanza-aprendizaje existe un desplazamiento de la responsabilidad que es asumida gradualmente por el alumno, pues este cobra un nuevo protagonismo constituyéndose en el constructor de su propio conocimiento. Esta transferencia de responsabilidad es un mecanismo por medio del cual el docente hace una cesión gradual de la responsabilidad del aprendizaje, hasta lograr que el alumno tenga dominio pleno e independiente. Al inicio del proceso la responsabilidad se deposita casi totalmente en el docente, quien de manera gradual va cediendo o traspasando dicha responsabilidad al alumno, hasta que éste logra un dominio pleno e independiente de las competencias propuestas como metas.

El alumno es el constructor de su propio conocimiento y para ello se ayuda con lo que se denomina como andamiaje, que es una metáfora que alude a la utilización de andamios (Bruner) por parte del maestro como ayuda al alumno; a medida que el conocimiento se va construyendo, el andamio se va quitando. La intervención del docente debe realizarse en función de los niveles de competencia manifestados por los alumnos, de tal forma que a mayor dificultad del aprendiz mayor será la intervención del tutor o docente.

Características del docente del Siglo XXI

Apertura al amplio dialogo y la reflexión

El dialogo entre el docente y el alumno es condición básica para un aprendizaje práctico reflexivo. La interacción docente-alumno se manifiesta en la reflexión de la acción reciproca, por una parte el alumno reflexiona acerca de lo que oye decir o ve hacer al docente y sobre su propia ejecución. Por otra parte el docente se pregunta lo que el estudiante revela en cuanto a conocimientos o dificultades en el aprendizaje y piensa en respuestas más apropiadas para ayudar mejor al alumno. Esto es lo que se denomina la imitación reflexiva derivada del modelado del docente. El alumno introduce en su ejecución los principios fundamentales que el docente ha demostrado para determinado conocimiento y realiza actividades que le permiten verificar lo que el docente está tratando de comunicar (Schön, 1992). Es indudable que este dialogo entre docente y alumno juega un papel muy importante el lenguaje y sus formas. Un docente que no domina el lenguaje oral y escrito no podría fomentar el dialogo y la reflexión. Asimismo un alumno que no domina el mismo lenguaje difícilmente podrá ser un artífice y constructor de su conocimiento. Entonces para ello es fundamental que tanto docente como alumno, sean constantemente inducidos a la lectura. La lectura es el vehículo que llevará a un amplio dialogo y reflexión.

Aprovechamiento al máximo de las Nuevas Tecnologías

Las nuevas tecnologías deben ser su mejor herramienta y aliado para el docente y para el alumno. La comunicación instantánea, la disponibilidad de miles y miles de páginas, sitios y blogs hacen que la búsqueda de información esté al alcance de un solo click. La portabilidad de la nueva tecnología en tabletas (tablet) y teléfonos inteligentes (Smartphone) debe aprovecharse en las clases de manera positiva. Esto requiere que el docente esté plenamente familiarizado con estas tecnologías, para estar a la altura de los “nativos digitales”, tal como se denomina a aquellos alumnos que han nacido estos últimos 20 años, que están engrosando las aulas de las universidades, con generaciones cada vez más aptas en su manejo de forma casi intuitivo. Se hace necesaria una nueva generación de docentes que esté a la altura de estos nuevos desafíos, pues la educación no será nunca la misma después de estas nuevas tecnologías. Sin embargo cabe hacer notar que la información no es conocimiento y mucho menos pensamiento, he ahí donde debe trabajar el docente en convertir o capitalizar esa información en conocimiento y pensamiento.

Dominio Pleno de su Materia

La principal destreza que debe tener el docente es sin duda el dominio pleno de su materia. Un docente que pretende ejercer como tal debe estar al día con lo nuevo de su materia, debe ser un especialista sobre el tema. Cuando un docente no tiene esta destreza los alumnos lo saben, lo notan, se dan cuenta, es por eso que el docente debe prepararse y nunca debe improvisar una clase. La preparación de cada clase debe ser una actividad reflexiva obligada del docente, mediante la cual éste decidirá qué elementos de la didáctica utilizará para lograr las competencias deseadas en el alumno.

Pensamiento Transdisciplinario

Indudable que el docente debe ser un especialista en su materia pero de ninguna manera puede perder de vista la globalidad del todo, es decir, no debe mirar la parte sino el todo. La hiperespecialización conlleva muchos peligros, entre ellos miradas parcelarias y sesgadas (Morin). Un docente que no puede integrar el conocimiento de su materia al de la carrera universitaria en general y esta a su vez a la realidad en la que le tocará desenvolverse el futuro profesional, no está cumpliendo a cabalidad con su misión. Se hace necesario que el docente tenga plena consciencia de la realidad en la que se desenvolverá el alumno al finalizar su carrera universitaria. Para pensar localmente se debe pensar globalmente, y viceversa, para pensar globalmente pensar localmente. Pascal expreso esta idea que a continuación transcribo: “Dado que todas las cosas son causadas y causantes, ayudadas y ayudantes, mediatas e inmediatas, y todas se entretejen por un lazo natural e insensible que une las más alejadas y las más diferentes, considero imposible conocer las partes sin conocer el todo, igual que conocer el todo sin conocer particularmente las partes…”. La realidad es que la sociedad exige un nuevo perfil profesional: especialista, pero a su vez globalizador, capaz de trabajar en equipos interdisciplinarios, de pensamiento sistémico y adaptación al cambio constante, es por eso que el docente debe estar consciente de esta necesidad.

3 comentarios

Archivado bajo X Docencia

3 Respuestas a “Perfil del Docente Universitario del Siglo XXI

  1. ELIAS MEJIA DELGADO

    Dentro del perfil del docente universitario, creo que debería tomar un punto más, que es el de ser evaluado sus desempeño por un determinado periodo de tiempo, esto quiere decir que si docente que no se actualiza no debe continuar desempenandose como tal.

  2. nosotros los docentes, a veces no tomamos en cuenta el tiempo que es tan corto en nuestras aulas y fuera de ellas pues pasa veloz, otra también de las causas es el aprendizaje de los estudiantes que todos no poseen fortaleza mental por aquello se hace infrutuoso desarrollar habilidades en el educando, todo aquello termina en algo que es la calificacion es decir las notas que en cierto modo es lo que mas le interesa y le preocupa al estudiante para ser promovido.

  3. MUY BUEN ARTICULO PARA LOS DOCENTES GRACIAS POR COMPARTIR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s